El porche

 

Una zona de estar con 20 metros de largo y 4'5 de ancho, cubierta con una pérgola de pilares de mampostería, vigas de madera y enredaderas de Gglicinia, que además de su perfume en primavera dan una tupida sombra en verano y permiten tomar el sol en invierno

Durante casi todo el año podrás comer al aire libre, o relajarte con las vistas o la lectura con una tranquilidad que quizás habías olvidado. Dos grandes farolas antiguas de fundición y un conjunto de faroles de forja te ayudarán a seguir disfrutándolo cuando se acaba el día.

Mobiliario: Conjunto de mesa, sillones y sillas de madera. Barbacoa (excepto en temporada de incendios) y plancha de asar eléctrica.