La Casa

Un cortijo de 1920, rehabilitado como Casa Rural

La casa rural es la antigua vivienda principal del Cortijo Alto de la Serrana, una edificación levantada en 1920 como núcleo de la actividad agroganadera de una dehesa de encinas situada en el término municipal de Mérida, muy próxima a la localidad de Montijo.

Levantado sobre un cerro a 232 m de altitud, desde el que se dominan los valles de la ribera de la Alcazabilla y el arroyo Bolillero, es un sólido edificio de 160 metros cuadrados construido con las técnicas tradicionales de la zona, con gruesos muros de ladrillos macizos fabricados en la misma finca y altos techos de hasta 5 metros.

El elemento más peculiar de la construcción son los grandes arcos de medio punto del muro central, que estaban originalmente ocultos por un falso techo de cañizo y escayola, y en la rehabilitación se han dejado al descubierto y se han realzado recortando el lucido a su alrededor.

En 2002 se rehabilitó como alojamiento rural, y en la reforma se redujo casi a la mitad el número de habitaciones para crear estancias muy amplias: un salón-comedor con chimenea de unos 30 metros cuadrados, una espaciosa cocina con mesa camilla para comer hasta 6 personas, tres dormitorios de 30, 23 y 15 metros cuadrados, baño, vestíbulo y patio.

En el exterior, la casa tiene una zona de césped y un espacio ajardinado, una original piscina privada, y un porche de unos 100 metros cuadrados con preciosas vistas sobre la finca y los alrededores.