La cocina

A la antigua cocina con chimenea y lar de granito en el suelo se le incorporó la despensa para formar una amplia estancia en la que pueden comer cómodamente hasta 6 personas alrededor de la mesa-camilla, y recrearse la vista mirando el jardín del patio a través de dos ventanas con poyete.

Con una amplia encimera de obra, está equipada con una placa de inducción, frigorífico-congelador, horno microondas, lavavajillas, tostador, cafetera, exprimidor, vajilla, cubertería, manteles y todo lo necesario para cocinar y servir la comida.

En sintonía con el resto de la casa, el mobiliario está formado por un aparador antiguo de marquetería, una alacena rústica, antiguas vasijas de barro y tinajas de aceite como elementos decorativos.