La finca 'La Serrana'

Un pequeño reino natural

 En Cortijo de la Serrana no sólo tienes una casa rural. Tienes además un pequeño reino natural sólo para ti. 

Una dehesa de encinas de 84 hectáreas en la que podrás hacer senderismo, observar aves rapaces y otras especies de fauna, recoger espárragos, setas, almendras, higos y otros frutos silvestres dependiendo de la temporada, y conocer parajes como el Monte de los Zorros, el arroyo, Las Moreras o el Cerro Bonito.

La finca tiene 84 hectáreas de superficie, en su práctica totalidad ocupadas por encinas adehesadas o en formaciones de monte bajo. Hay presencia también de alcornoque, majuelo, guapero y otras especies arbóreas autóctonas, y abundancia de matorral propio del monte mediterráneo como lavanda, retama, jaguarzo y ahulaga. En el fondo del valle del arroyo Bolillero, que recorre toda la finca de Norte a Sur, proliferan junqueras y bulbosas como lirios y “varas de San José”

El paisaje es ondulado, con altirudes que oscilan entre 210 m en el fondo del arroyo y 235 m en los cerros más altos. La mayor parte de la finca se destina a pastoreo de ovejas merinas, salvo una pequeña superficie de labor para siembra de cereal. Hay caza menor abundante, sobre todo perdices y liebres. Es fácil observar también milanos, buitres, cigüeñas, grullas, otras aves migratorias y una gran variedad de fauna silvestre.